CHORRO DE ARENA: HÚMEDO Y SECO